La Ereta del Montsiá

El sábado día 17 de febrero hicimos una salida a la sierra del Montsià. Debíamos subir todos a la Ereta (568 m), con un desnivel positivo de 460 m. Un lugar especial para contemplar la Punta de la Banya casi cerca. En días despejados la vista es una maravilla. Te atrapa tanto que no te irías de allí. Teníamos muchas ganas de llevar a los compañeros y compañeras de la asociación, pero cuando la preparábamos nos dimos cuenta de que era una ruta exigente, para personas acostumbradas a subir desnivel por la montaña y eso nos llevó a ofrecer dos rutas por el mismo entorno, pero de diferente dificultad. Así que los más preparados, por así decirlo, una quincena, subieron a la Ereta por el Mal paso de Rialla, después el risco del Pic Blanc y, finalmente, llegaron a la Ereta. Estaban contentos porque, como dije, el premio es muy gratificante. Después había que bajar todo lo subido, que no era poco, pero por otro camino no tan empinado. Hubo alguna caída pero, por suerte, sin importancia. El otro grupo, 35 caminantes, hicieron una subida más suave por el camino del Codonyol hasta la casita de Darío, desde donde también se puede ver la misma vista de la bahía de los Alfacs y el pueblo de la Ràpita en el izquierda. Se pudieron entretener más a contemplar el paisaje de olivos, pinos y encinas tan característico de la sierra.
Por último, una comida todos juntos en el complejo deportivo Bahía Mar de la Rápita.

+ fotos: https://photos.app.goo.gl